¿Genio o provocador?

Fernando Arrabal estuvo ayer en Valladolid para presentar el montaje de una de sus obras, ‘El jardín de las delicias’.

¿Qué decir? Una de las ruedas de prensa más peculiares a las que he asistido en mi vida. Por todo, en general.

Cuando acabó la rueda de prensa, tenía una entrevista con la tele autonómica y pasó esto:

Opinad lo que queráis. Yo considero que a Fernando Arrabal se lo ha comido su propio personaje.

Don Juan

… ¿Y qué he de hacer, ¡ay de mí!,
sino caer en vuestros brazos,
si el corazón en pedazos
me vais robando de aquí?

No, don Juan, en poder mío
resistirte no está ya;
yo voy a ti como va
sorbido al mar ese río.

Tu presencia me enajena,
tus palabras me alucinan,
y tus ojos me fascinan,
y tu aliento me envenena.

¡Don Juan!, ¡DonJuan!, yo lo imploro
de tu hidalga compasión:
o arráncame el corazón,
o ámame, porque te adoro…

Aquí sucumbe doña Inés a los encantos del Tenorio. Es 1 de noviembre, estoy en Valladolid y es un homenaje a uno de los grandes, don José Zorrilla.

La noche de las mujeres

Ya se fueron los nervios. Después de tanto trabajar, la ‘I Gala por la Igualdad’ de Zamora fue, al fin, una realidad el pasado jueves en el Teatro Principal de la ciudad. ¿Qué os puedo decir? Que la gente se lo pasó bien y que en nuestro espíritu de seguir creciendo sabemos que, a pesar de que hubo cosas que no salieron a nuestro gusto, al menos pudimos llevar a cabo un espectáculo diferente y original.
Maribel Iglesias fue la encargada de presentar la gala en la que, como ya os dije, únicamente se subieron mujeres al escenario. Aquí os dejo un momento de la intervención de Maribel y un aspecto general del teatro desde el paraíso.

Circonchita, dejó a todo el mundo con la boca abierta: con sus contorsiones, con sus movimientos, con su simpatía y con sus acrobacias en telas aéreas que pusieron un broche de oro a una noche especial.

Y Jessica Guloomal mostró un modo diferente, romántico, armonioso de concebir la magia. Es elegante, es sutil, es ‘La Dama Mágica’ que os recomiendo que no os perdáis si actúa cerca de donde viváis.
 
 
Así transcurrió una tarde noche en el teatro. Como os decía, las cosas fueron bien pero nuestra exigencia personal nos obliga a seguir adelante y pulir hasta evitar los pequeños fallos que también tuvimos, al menos para nosotros. Pero bueno, nos han felicitado y hemos ayudado, desde nuestra modestia, a reivindicar el papel de la mujer en ámbitos artísticos.

En femenino

Hoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Reconozco que no soy muy partidario de ningún tipo de estas celebraciones y sí abogo más por el trabajo diario tanto en esta como en cualquier otra materia: enfermedades, infancia, solidaridad…
Sin embargo, hoy me apetece contaros algo que va a pasar en Zamora en apenas un par de días (yo ya empieza a sentir los nervios). Será en el Teatro Principal de la ciudad, el jueves día 10 a las 20.00 horas. Ya os dije que en la empresa donde estoy trabajando ahora hemos organizado junto al Ayuntamiento de la capital la ‘I Gala por la Igualdad’. Será un día en el que únicamente se subirán mujeres al escenario.
Tenemos la suerte de contar con una maga, Jessica Guloomal; una artista de circo, Circonchita y de una humorista, Maribel Iglesias, que será la encargada de llevar el peso de la presentación y de realizar diversos monólogos.
Me gustaría invitaros a todas las mujeres que habitualmente seguís este blog a acudir a Zamora y que disfrutarais como lo vamos a hacer los que vamos a estar allí, pero supongo que muchas vivís tan lejos que sólo de plantearlo os da un jamacuco (y más teniendo que venir a 110).
Habrá sorpresas y momentos para la emotividad y, por supuesto, confiamos en que todo nos salga bien. Hasta el jueves serán dos días de tensión confiando en que los aspectos técnicos no nos fallen. La ilusión y las ganas las tenemos.


Jamming

Ya sabéis que los de pueblo cuando vamos a Madrid, aparte de volvernos medio gilipollas con el tráfico, siempre aprovechamos para dos cosas: zamparnos un bocata de calamares con una caña bien tirada e ir al teatro. Como os comenté ayer, el pasado viernes estuve en la ‘capi’ por motivos laborales. Terminé un poco tarde y, finalmente, tuve que quedarme el viernes a dormir allí porque no encontré billete de autobús para volver. Así que ya que mi hermana vive en Madrid aproveché para hacerle una mini visita puesto que al día siguiente por la mañana cogí el primer bus de vuelta.
Así que lo que hicimos por la noche fue irnos al teatro. En concreto al Teatro Arlequín, en una de las bocacalles de Gran Vía. Allí disfrutamos del espectáculo de jamming, un grupo que ya había visto en noviembre en otro teatro y que apuestan por la improvisación como base de su éxito. Es decir, tú entras al teatro y no sabes bien el espectáculo que vas a ver puesto que has de rellenar a la entrada una tarjeta que los actores irán recogiendo e introducirán en sus intervenciones.
¿Resultado? Una noche muy divertida elaborada a base de improvisación, de humor, de participación, de interacción… en fin, que os lo recomiendo si no lo habéis visto.