Capitanes de abril


Estoy convencido de que muchos de los que pasáis regularmente por este blog habéis visto esta película: Capitanes de abril. Es de hace varios años y narra los días previos al 25 de abril de 1974 en Portugal. Han pasado ya 38 años de la Revolución de los claveles pero cuando suena Grandola Vila Morena de José Afonso algo recorre mi cuerpo, una fuerte emoción. 

Fue la señal, el detonante para acabar con Caetano, el heredero de Salazar. Eran poco más de las doce la noche.

El Rey y la Corinna

Imagen de Internet


Aprovechando el día de Castilla y León he estado en el pueblo de mis padres. Tan cercano a Portugal que las emisoras de radio españolas apenas se pueden escuchar y son las lusas las que entran con más fuerza.

Cuando volvía ayer a Valladolid encontré una en la que no paraban de hablar del Rey y de su supuesto romance con Corinna. De hecho, no dudaron en hacer una ficción radiofónica adaptando la película ‘El príncipe y la corista’ a la historia de ‘El Rey y la Corinna’. He tratado de localizarla puesto que pese a estar en portugués se entendía bastante bien y era muy divertida, pero no lo he conseguido.

Lo cierto es que en las últimas fechas nuestra Casa Real nos está brindando momentos impagables. ¿De verdad que queréis una República? Sería mucho más aburrida.

Caminhos de ferro


Llegué a Urrós, en Portugal, una mañana de verano un poco por casualidad. Erré el camino y enfilé hacia Mogadouro en lugar de hacia Sendim. Sin embargo, por el retrovisor observé una vieja estación de ferrocarril abandonada a su suerte. El oeste del oeste está olvidado en España. Los vecinos lusos se olvidan del este del este.

Me dije que cuando tornara de mi pequeña incursión volvería a pasar por ese lugar y tomaría algunas fotografías. Como siempre, las baterías juegan malas pasadas y hube de conformarme con prometer a esa pequeña estación que algún día volvería.

Han pasado desde entonces unos ocho meses. Volví el domingo. Y ahí seguía. Más ruinosa que nunca. Sin viajeros a los que llevar, sin ferrocarriles, sin futuro, sin esperanza. Ni siquiera hay vía del tren. A lo lejos sólo se oye balar a unas ovejas sobre lo que ya nadie recuerda qué era un caminho de ferro do Estado. 

Almendros en flor


Se habla mucho cuando se aproximan estas últimas fechas de marzo y el comienzo de abril de la belleza de los cerezos en flor del Valle del Jerte en Extremadura. Y no seré yo quien la discuta puesto que no deja de ser espectacular el florecimiento de cerca de un millón de cerezos en esa zona.

Pero también quiero reclamar mi trocito. Quiero reivindicar las maravillas de los almendros en flor en los Arribes del Duero, entre Zamora, Salamanca y Portugal. Están preciosos y espectaculares.