El día que se paró todo


Hoy va a ser previsible. Hoy voy a escribir un poco sobre lo que sucedió hace un año en Suráfrica. ¿Os acordáis? Puede que el fútbol no os guste especialmente pero ya han pasado 365 días desde que España se alzara con la Copa del Mundo.

Era algo con lo que lo muchas generaciones soñaron y que la nuestra ha tenido la suerte de vivir. Es el sueño de todos los que alguna vez hemos jugado al fútbol, aunque sea en el equipo del barrio, del colegio o del pueblo. Sé dónde estaba hace un año, en Bruselas. Sé con quién estaba, con la que me dejó. Sé cómo lo disfruté, como casi todos… Sé que nunca lo olvidaré, aunque pasen 100 años. Y me gusta recordarlo. 

Me gusta pensar en aquella jugada que comenzó en el área española y que condujo aquel ‘Jabulani’ al fondo de la portería neerlandesa. Pero por mucho que yo la describa, nada superará el modo en el que lo hacen los propios protagonistas de ese instante. Es uno de los mejores vídeos que he visto sobre el gol de Iniesta. Un montaje que a mí me pone los pelos de punta… 

Siento ser tan previsible en un día como hoy. Lo tenía que hacer. 

P.D.: Perdón a los que no os guste el fútbol.
Anuncios

El Mundial 2010 en Informe Robinson

Vale, es cierto. Ha pasado más de medio año desde que España fuera campeona del mundo de fútbol en Sudáfrica y prometí que nunca más volvería a escribir más sobre tan magno acontecimiento. Bueno, pues no era cierto.
El caso es que antes de Navidad, en Canal +, se emitió un emocionado reportaje sobre la conquista del trono del fútbol mundial. Era en el programa ‘Informe Robinson’. Me lo habían dicho muchos amigos que el resumen realizado era, simplemente, genial. El otro día tuve la oportunidad, por fin de verlo, y la verdad es que pocas veces antes había visto un programa tan bien montado, con tan buen gusto y, sobre todo, con un final tan apoteósico.
Os dejo el enlace para que lo veáis. Disfrutadlo. Eso sí, hacedlo con tiempo porque el programa dura 70 minutos.

Españoles… Paul, ha muerto

Necesitamos nuevo amuleto. Nuestro querido pulpo Paul… ha estirado la pata, mejor dicho, todos sus tentáculos. ¿Y ahora qué? ¿Ya no volverá la selección española a ganar nada? ¿Qué hacer?

He pensado no escribir nada sobre él. Pero claro, han sido tantos meses con él que, al final, al bichito le vamos a echar de menos. ¿Qué hará ahora la Embajada de Alemania con su campaña turística en la que instaba a los españoles a ir a Oberhausen (su última morada) a agradecer a Paul el apoyo en sus vaticinios?

Se cae un mito. Quizá habría que disecarlo y ponerlo en la Puerta del Sol junto al oso y el madroño, quizá habría que pasarlo por la olla y cocerlo, quizá haya que buscarle a alguno de sus hijitos (desconozco cómo se reproducen los pulpitos) e invitarle a que sustituya a su padre… En fin, hoy es un día triste. Sin Paul ya no habrá alegrías.

 

Vente a Alemania… a ver al pulpo Paul

Hace unos días la Embajada de Alemania en Madrid situaba en su entrada principal un curioso cartel promocionando el turismo en el país germano con un curioso reclamo: el pulpo Paul.
He aquí el cartel. Lo que da de sí el bichito. El caso es que a mí ya me han entrado ganas de ir a Alemania. 

El mundo desde el cielo

Lo siento. Sé que hace varias fechas aseguré que no volvería publicar nada más en mi blog sobre el Mundial de Sudáfrica de 2010 pero… pido perdón. Hoy me apetece recordarlo con un resumen con algunos de los mejores momentos de aquellos días. Disculpas a los que no os guste fútbol. A los que os guste… disfrutadlo.