La noche de las mujeres

Ya se fueron los nervios. Después de tanto trabajar, la ‘I Gala por la Igualdad’ de Zamora fue, al fin, una realidad el pasado jueves en el Teatro Principal de la ciudad. ¿Qué os puedo decir? Que la gente se lo pasó bien y que en nuestro espíritu de seguir creciendo sabemos que, a pesar de que hubo cosas que no salieron a nuestro gusto, al menos pudimos llevar a cabo un espectáculo diferente y original.
Maribel Iglesias fue la encargada de presentar la gala en la que, como ya os dije, únicamente se subieron mujeres al escenario. Aquí os dejo un momento de la intervención de Maribel y un aspecto general del teatro desde el paraíso.

Circonchita, dejó a todo el mundo con la boca abierta: con sus contorsiones, con sus movimientos, con su simpatía y con sus acrobacias en telas aéreas que pusieron un broche de oro a una noche especial.

Y Jessica Guloomal mostró un modo diferente, romántico, armonioso de concebir la magia. Es elegante, es sutil, es ‘La Dama Mágica’ que os recomiendo que no os perdáis si actúa cerca de donde viváis.
 
 
Así transcurrió una tarde noche en el teatro. Como os decía, las cosas fueron bien pero nuestra exigencia personal nos obliga a seguir adelante y pulir hasta evitar los pequeños fallos que también tuvimos, al menos para nosotros. Pero bueno, nos han felicitado y hemos ayudado, desde nuestra modestia, a reivindicar el papel de la mujer en ámbitos artísticos.

En femenino

Hoy es 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Reconozco que no soy muy partidario de ningún tipo de estas celebraciones y sí abogo más por el trabajo diario tanto en esta como en cualquier otra materia: enfermedades, infancia, solidaridad…
Sin embargo, hoy me apetece contaros algo que va a pasar en Zamora en apenas un par de días (yo ya empieza a sentir los nervios). Será en el Teatro Principal de la ciudad, el jueves día 10 a las 20.00 horas. Ya os dije que en la empresa donde estoy trabajando ahora hemos organizado junto al Ayuntamiento de la capital la ‘I Gala por la Igualdad’. Será un día en el que únicamente se subirán mujeres al escenario.
Tenemos la suerte de contar con una maga, Jessica Guloomal; una artista de circo, Circonchita y de una humorista, Maribel Iglesias, que será la encargada de llevar el peso de la presentación y de realizar diversos monólogos.
Me gustaría invitaros a todas las mujeres que habitualmente seguís este blog a acudir a Zamora y que disfrutarais como lo vamos a hacer los que vamos a estar allí, pero supongo que muchas vivís tan lejos que sólo de plantearlo os da un jamacuco (y más teniendo que venir a 110).
Habrá sorpresas y momentos para la emotividad y, por supuesto, confiamos en que todo nos salga bien. Hasta el jueves serán dos días de tensión confiando en que los aspectos técnicos no nos fallen. La ilusión y las ganas las tenemos.


Función de magia en Haití

El pasado miércoles se cumplió un año del terremoto que devastó Haití. Más de 200.000 personas perecieron en una de las peores catástrofes naturales que ha vivido el mundo en tiempos recientes. Pasado este tiempo, y a pesar de la colaboración internacional, la situación no ha mejorado en exceso. La vida de los cientos de miles de desplazados sigue siendo difícil, el cólera trajo a finales de 2010 nuevos problemas y centenares de muertes.
Pero en medio de la tragedia siempre se alzan voces solidarias, humanas y ejemplares. El día 12 asistí en Salamanca a la entrega de los premios de la Gala de la Solidaridad que la asociación de Cruz Roja en la capital del Tormes ofrece anualmente.
De entre todas las historias, me gustaría destacar una. Es la de Miguelillo, un joven mago que no dudó a la hora de liarse la manta a la cabeza y plantarse en Puerto Príncipe a mediados del pasado mes de mayo. Dejó las comodidades de sus quehaceres cotidianos para sacar sonrisas a los niños de Haití, todo de manera desinteresada, todo de corazón. Durante los días que permaneció en el país caribeño inundó de magia y de ilusión a todos esos pequeños que perdieron lo poco que tenían. Su contagiosa risa era su premio, sus miradas llenas de bondad y de ternura fueron su mayor recompensa. El miércoles le reconocieron con un premio a la labor internacional, permitidme que os diga que su ejemplo es un premio para todos.
Por cierto, si estáis por Salamanca tenéis la posibilidad de acercaros a la Sala de Exposiciones de Caja Duero-Caja España en la plaza de Los Bandos para contemplar la exposición que, tras su experiencia solidaria en Haití, Cruz Roja y Miguelillo han organizado. Estará hasta finales de mes. Su título es ‘Función de Magia en Haití’ y, si no estáis por Salamanca, estad atentos en los próximos meses a la agenda cultural de vuestras ciudades puesto que la muestra es itinerante. Las próximas citas, en Madrid y en Barcelona.



Noche de magia

Hacía tiempo que no me sorprendía, quiero decir, para bien. Hacía tiempo que no me reía, quiero decir, espontáneamente. Hacía tiempo que no me relajaba, quiero decir, que no me dejaba llevar… Hacía tanto tiempo… que necesitaba algo como lo de anoche.

Y es que ayer, arrancaba en Salamanca, la IV edición del Festival Internacional de Magia de la capital del Tormes. Para los que conozcais Salamanca se realiza en el auditorio de la Biblioteca Municipal Torrente Ballester y ya os advierto que, si andais cerca, aún estais a tiempo de disfrutar de dos jornadas más de magia, de ilusión y de sueño: hoy y mañana.

Llegué a casa con una sonrisa en la boca, y no por la cerveza que me tomé tras los espectáculos. Me sentí completamente feliz y hacía tiempo que no encontraba motivos para alcanzar ese estado. Todo empezó en torno a las 19.30 horas. En ese momento, quienes se encontraban leyendo o ‘estudiando’ en las salas de la biblioteca se vieron sorprendidos por un ejército de magos que, de inmediato, desplegaron sus mejores armas: la improvisación, la sorpresa, el truco imposible… Tanto es así, que en pocos minutos la biblioteca se convirtió en un escenario improvisado donde las caras de los más niños reflejaban un ¡ohhhhhhhhhhhhhhh! de colosales dimensiones y los menos niños rompían en aplausos con cada número.

Luego llegó la actuación en el escenario del mago Freddy. Estaba dirigida para un público infantil pero me encantó ver a los niños disfrutar con la actuación. Observar sus sonrisas es tan satisfactorio que, tras contemplarlas, uno debiera olvidarse de nimiedades y problemas absurdos.

Por la noche ya llegó la hora de los canallas, la hora en que la magia para niños dejó paso a la magia de cerca. ¿Que qué es la magia de cerca? Pues nada más sencillo que magia ejecutada prácticamente en la misma cara del espectador. Me sorprendió Paco González por su comicidad y por su facilidad para enganchar al público. Y Kiko Pastur me maravilló con unos números simplemente geniales.

En definitiva, que la tarde noche de ayer fue una de ésas que tardaré en olvidar. Al organizador del festival no le pienso decir nada bueno, quiero decir, que si me lee alabanzas hacia su persona igual piensa que le estoy haciendo la pelota o algo por estilo, y tampoco es plan. Únicamente os recomiendo que si estais cerca de Salamanca y teneis la posibilidad de pasaros por la Torrente Ballester no lo dudeis, disfrutareis de lo lindo con este espectáculo que a mí ya me ha ganado.