El billete irrompible

Tengo un amigo que está como una cabra; bueno, en realidad son varios, pero éste creo que se lleva la palma. El caso es que, recientemente, ha estado en Rumanía haciendo turismo y ayer nos estuvo contando sus desventuras por el país de Drácula. Al margen de multitud de experiencias que no vienen a cuento compartir por aquí sin su permiso, ayer por la noche nos enseñó algo que, personalmente, desconocía. Los billetes irrompibles que utilizan en Rumanía, los ‘lei’ o ‘leu’, según se diga en singular o plural.
Y a fe que son indestructibles con la mano. Lo intentamos con todas nuestras fuerzas, incluída la bruta, y fuimos incapaces de destrozar el billete en cuestión. ¿El motivo? Pues que no son de papel. Son de polímero. Aquí os dejo un enlace por si os interesa ampliar información acerca de este material, por cierto, material que al parecer se está poniendo de moda en varios países para la emisión de sus billetes de curso legal: http://www.polymernotes.org/resources/ipca/ipca005_0402es.pdf
La verdad es que es curioso tanto al tacto como a la vista y, si sois capaces de haceros con uno… os aseguro que os podéis convertir en los reyes de la fiesta, no digo más.
Anuncios