Veinte años no es nada

Hago un pequeño inciso en mi serie de ‘Verano inolvidable’ para recordar algo que… por desgracia tardará mucho en volver a producirse.
Hace 20 años, un día como hoy, 19-9-1991, capicúa, el Real Oviedo disputaba su primer partido en competición europea. Lo hacía ante un rival duro, el Génova italiano. Otro club que también vivía un momento histórico en sus cerca de 100 años de historia al enfrentarse, también, al primer choque europeo.
Era la primera ronda de la Copa de la UEFA. Recuerdo que aquel día, en plenas fiestas de San Mateo, el ambiente en la ciudad era increíble. Decían que habían venido casi 10.000 italianos a Oviedo, muchos de ellos sin entrada puesto que se había limitado su acceso al estadio a poco más de 6.000.
Como digo, eran las fiestas de San Mateo y la ciudad bullía en un hervidero de sensaciones donde se mezclaba el orgullo futbolístico con el orgullo de ser ovetense, o al menos, de vivir en Oviedo.
No hubo incidentes y la cordialidad entre ambas aficiones era genial: intercambios de bufandas, de camisetas, de cervezas… de camaradería a través del deporte.
El partido comenzaba sobre las 20.30 horas pero yo me fui con mi padre casi dos horas antes. El estadio ya estaba prácticamente lleno. Todos los italianos estaban en su fondo y mi padre y yo también ocupamos nuestro… iba a decir asiento, pero vimos el partido de pie porque nuestra localidad era así, de cuando al fútbol se podía ir de pie.
Gozamos de un maravilloso partido de fútbol, no tanto por la calidad del mismo, sino por la emoción de vivir un momento histórico que ojalá se pueda volver a repetir… Es tan difícil por ahora, pero… sería tan bonito.
Hoy el Real Oviedo está en Segunda División B. Quedan lejos los tiempos de la UEFA, los años del ‘glamour’, cuando la pasarela de fútbol tenía cita ineludible en la capital del Principado… Quedan tan lejos aquellos tiempos en que, a nuestra escala, ‘fuimos los mejores’ que da un poco de vértigo mirar hacia atrás y recordar cómo era todo hace veinte años. El fútbol, el Real Oviedo e incluso yo mismo.
P.D. : Mañana volvemos a nuestro verano inolvidable
Anuncios