El mejor equipo de la historia

Racing de Santander

Hablan y hablan y hablan sin parar los que saben de fútbol acerca de cuál ha sido el mejor equipo de la historia de este deporte. Son más de 150 años de peleas en campos. De aquellos barrizales decimonónicos a las superestructuras futuristas del presente. Miles de equipos, millones de jugadores repartidos por todo mundo, centenares de goles que han destrozado gargantas de fieles aficionados.

Hablan de aquellos finales del siglo XIX cuando la primera liga de la historia del fútbol veía vencer casi de manera irremediable a un Aston Villa que comenzaba a forjar su fama de villanos. Pasaron los años y llegó una selección uruguaya capaz de ganar dos campeonatos olímpicos y la primera Copa del Mundo de la historia. Le sucede una selección italiana que se alza con dos mundiales consecutivos antes del inicio de la Gran Guerra.

Tras el cese de las bombas, el Torino es el mejor equipo de Italia y muchos de los que ven a aquella escuadra afirman sin rubor que nunca jamás vieron jugar a nadie al fútbol como aquellos jugadores. Futbolistas que perdieron la vida en la tragedia de Superga cuando el avión en el que viajaba ese equipo chocaba contra el muro de una basílica ubicada a las afueras de Turín. La Hungría poderosa tomaría el relevo para ser considerado el mejor equipo. Pero aquel equipo no alcanzó la gloria. Fueron tan superiores que se olvidaron de ganar el Mundial del 54 ante la República Federal de Alemania.

Un joven Pelé dominaría el fútbol de selecciones durante doce años. Tres mundiales para Brasil con el éxtasis de su participación del 70′, cuando el ‘jogo bonito’ adquiere tintes sublimes. Rivalizaría en poder con un Real Madrid que dominaba en el Viejo Continente con cinco Copas de Europa consecutivos y seis en diez años. Y en América, Peñarol de Montevideo e Independiente de Avellanada se reparten el dominio en la Libertadores.

Europa asiste con júbilo al Inter de Luis Suárez, al Ajax de Cruyff, al Bayern de Münich de Beckenbauer que también domina los torneos de selecciones con Alemania. Llegan los 80′ y Maradona es la figura del fútbol mundial pero sus equipos no son vistosos. Domina el Milán de Sacchi y el Real Madrid de la ‘Quinta del Buitre’. Mientras, se gesta el ‘Dream Team’ del F.C. Barcelona. Y así sigue el fútbol. Con un Zidane que lleva a Francia a la gloria y un Real Madrid que reverdece viejos laureles europeos en el cambio de milenio con tres Copas de Europa más.

Maravilla España entre 2008 y 2012 encadenando dos Eurocopas y un Mundial en un ciclo prodigioso que nadie había logrado jamás. Deleita el Barça de Pep Guardiola que gana todos los títulos posibles en un año, en 2009.

Pero ninguno de esos equipos le llegará jamás al que es, para mí, desde ayer el mejor equipo de la historia. El único equipo que ha sabido mantener su dignidad por encima de promesas incumplidas. Que ha sabido ganarse en el campo el respeto de sus rivales y que no ha agachado la cabeza ante los poderosos. El Racing de Santander. Más de 100 años de gestas de un club ‘de provincias’. Que ha vivido más sinsabores que alegrías pero que ha paseado con orgullo a su ciudad y a Cantabria por toda España y, en una ocasión, voló más alto que nunca por los cielos de la competición europea, donde el champán no suele estar reservado para la clase baja.

El mejor equipo de la historia. El que a partir de hoy sigue manteniendo vivo el sueño del fútbol de verdad. El que se aleja del brillo de los focos y se hunde en los campos donde el futbolista y el aficionado siente el dolor como propio. Donde las alegrías pasean tan despacio que cuando quieres deleitarte con ellas… ya se han esfumado. Cada jugador y cada técnico del Racing han sido un ejemplo. Gracias por mantener la dignidad… a pesar de que os la quieran robar.

Anuncios