Goyito

Llevaba unos días pensando en esta entrada. No sabía si era pertinente escribirla o no. No me gusta demasiado hablar de mí, aunque bien pensado, en este blog, como supongo que el de la mayoría de los vuestros, todos hablamos de nosotros mismos y no por ello nos consideramos unos ególatras o unos creídos.
Y he decidido escribirla porque ayer, cuando llegué a una rueda de prensa, oigo a lo lejos:
 
– Hombre… Goyito-
 
Entonces me convencí que debía volver a preguntar algo. Como ayer. ¿Por qué todo el mundo me llama Goyito? Vaya por delante que no me molesta porque entiendo que quien así se dirige a mí no lo hace con mala fe y que, habitualmente, lo hace con cariño y con respeto.
 
Pero es curioso. La persona que me lo dijo me conoce de hace poco y enseguida se ha tomado la ‘licencia’ de dirigirse a mí en esos términos. Insisto en que no me molesta, sólo me produce curiosidad.
 
Incluso gente más joven que yo también lo hace. Algunos de vosotr@s cuando pasáis por el blog también lo hacéis en vuestros comentarios y sois pocos los que me conocéis personalmente. No soy bajo, tampoco estoy hecho un fideo y mi aspecto no es el de una persona… enclenque y que quedaría mejor referirse a ella a través de un diminutivo.
 
¿Por qué entonces? ¿Por qué Goyito? 
 
PD: Lo sé, estoy fatal. Después de doce días trabajando hoy por fin acaba la semana. Quizá sea únicamente eso.
Anuncios

21 comentarios el “Goyito

  1. Hola Goyazo.

    Ya tienes un motivo más para preguntarte el por qué solemos modificar el nombre a las gentes. Cuando lo averigües me lo cuentas Goyo, porque yo tampoco tengo ni idea.

    Saluditos.

  2. Jeje, sí que es curioso el tema, sí. A mí también me choca cuando me llaman Chris, y Barchy sólo me lo llamáis la chavalada salmantina, pero en mi caso los diminutivos sí que vienen a cuento (qué tiempos los del Comando 1,70, jaja!!)

  3. Una de las cosas que tuvimos en cuanto a la hora de elegir el nombre de nuestras hijas era los posibles diminutivos o variaciones que pudieran surgir de los mismos; los dos son muy cortos, uno tan sólo tiene tres letras, pues bien, en más de una ocasión he oído como sus nombres se ven modificados por familiares, amigos o conocidos, con giros de lo más insospechado.

    En este país el mote ha estado siempre presente, de aquí creo que pueda surgir la jodida manía de cambiar los nombres de las personas.

    Buen fin de semana Goyo.

  4. La hija de un amigo acaba de ser mamá de un niño al que han puesto Manuel, como su padre, al que todos le llamamos Manolo. Pues bien, ellos están empeñados en que a su hijo lo llamemos Manuel o Manu. Pero les va a costar porque casi todos le decimos Manolito ja ja. Y ponen una cara…

    En fin, D. Goyo, que no debe usted tomarse a mal si alguien le llama Goyito. Es muy probable que sea desde el cariño 🙂

    Un abrazo.

  5. Eso de llamar a la gente por determinados diminutivos es algo muy personal. Mi nombre es Claudia, y mucha gente me llama CLau, cosa q no me gusta nada. Pienso q por lo menos hay q preguntarle a la persona implicada si se le puede llamar así, ¿no?

  6. a mí me sienta fatal que me acorten el nombre. y es que mi nombre es corto, leñe. pero hay gente que lo hace. y de mis íntimos no me enfada, pero cuando me presentan a alguien, yo digo mi nombre completo… ¿qué le autoriza a acortarlo?? pues ni idea. yo cuando alguien me dice por ejemplo “javier”, le llamo javier. si me me dice “javi”, le llamo javi. pero no lo cambio porque a mí me de la gana.
    no sé… en fin, que a veces nos cogemos confianzas sin que nos las den.
    un beso.

  7. Quizas en el circulo donde te desarrollas, familia, traabajo, cuando llegaste habia un señor al que llamaban Goyo, como era mayor pasaste a ser Goyito, los nuevos ue han entrado al circulos repiten lo que hacen los que te conocen antes.
    Puede que no sea asi, pero no me vas a negar que es un buena explicacion.jajaj

    Un abrazo

  8. Jajajaja. Perdóname que me ría pero es que me ha hecho mucha gracia la entrada. No por nada, simplemente que me ha llamado la atención porque yo a veces también uso diminutivos, pero sin ningún motivo. Simplemente me dan puntazos y ya está. Yo, en realidad, no sé por qué la gente te llama así (más que nada porque no te conozco personalmente) pero me parece que no tendrías que tenérselo en cuenta, es más, si te llaman por tu diminutivo es porque saben quien eres y eso, la mayoría de las veces, es bueno 🙂 Jeje Y no te preocupes, que ya llega el fin de semana y podrás descansar como es debido. Saludos! ❤

  9. No sé qué decirte … porque en cierto modo te entiendo. Cuando una persona que a penas te conoce emplea el diminutivo, éste no tiene la connotación de cariñoso, puesto que carece de sentido.
    Yo no suelo emplearlo, y si alguna vez lo hacen conmigo, si son amigos no me importa, pero sino me suena a “recochineo”.
    De todas formas no hay que darle mayor importancia.
    ¿Sabes que en gallego la connotación cariñosa del diminutivo es mayor?
    Es más meloso.
    Un biquiño, Goyo!!!

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s