La memoria de los labios rojos

¿Te acuerdas? Salimos del cine y todo eran labios. Enormes y rojos. Estaban doquiera encamináramos nuestros pasos. Era imposible resistirse. Llovía. Te apreté la mano y soñé con un pequeño beso, fugaz y tímido. Soñé con aquel beso porque, a fin de cuentas, era uno tuyo. Y no podía pedir nada más.
Anuncios

10 comentarios el “La memoria de los labios rojos

  1. A veces se nos muestran las señales que no son mas que reflejos del subconsciente empujándonos a dar un pasito…
    Un beso tímido, fugaz, pequeño puede ser en muchas ocasiones mas gratificante que estar rodeado de millones de besos…

    El deseado… es el mas hermoso.

    Besos, desde el mediterráneo.

  2. Uy que cinematográficos estamos este finde…

    Quien puede resistirse a dar un besito a la chica que te gusta en la salida del cine.
    Suelen ser de esos momentos que no se olvidan facilmente.

    Yo también te mando un besito Goyo. Feliz domingo!!! 🙂

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s