Que sea el fin

Hablar de ETA me da miedo. Por lo que han hecho, por lo que piensan y, sobre todo, por lo que pueden llegar a hacer si se les vuelve a dar alas. Quizá me esté metiendo donde nadie me llama porque quizá el conocimiento que tenga del tema no sea tan profundo como me gustaría.
La Conferencia de Paz que hoy se está celebrando en San Sebastián está plagada de polémica. Por algunas declaraciones, por las ausencias, por algunos errores que están cometiendo quienes siguen llamando a ETA grupo separatista en lugar de terroristas, la BBC por ejemplo…
Parece ser que mañana ETA va a anunciar algo muy gordo. Tienen una rueda de prensa a las 11.30 horas en un hotel de San Sebastián y han manifestado que será muy ‘solemne’ (no sé qué quiere decir). Quizá anuncien que dejan las armas para siempre.
Sinceramente, ojalá.
Han sido muchos años en los que cualquiera de nosotros podía ser víctima simplemente por pensar diferente o por estar en el lugar inadecuado. Se habla mucho del modo en que debe acabarse con ETA. Dicen los más ‘buenistas’ que no debería haber ‘vencedores y vencidos’. Yo no estoy en ese lado. Quiero que haya vencidos. Y que esos vencidos pidan perdón a los vencedores. Es un derecho que se merecen quienes han de acudir a los cementerios a ver a sus hijos, a sus familiares, a sus amigos…
Hubo un tiempo en que pensé que con el diálogo se llegaría lejos para acabar con ETA. Era lo mismo que pensaba Ernest Lluch, a quien asesinaron en el garaje de su casa y quien, a buen seguro, si tuvo la oportunidad de mirar a la cara a su verdugo antes de caer, intentó convencerle de que no lo hiciera. Tras esa muerte y tras varias conversaciones con personas que han vivido en primera persona lo que es un atentado, un coche bomba, un disparo a quemarropa… No me sirve el diálogo.
Sólo es necesario que abandonen las armas. He visto miradas perdidas de hombres fuertes buscando respuestas a un infinito que sólo les devolvía el recuerdo de un coche ardiendo en llamas con compañeros muertos. He escuchado relatos quebrados de madres que aún recogen las habitaciones que sus hijos ya no volverán a ocupar. He consolado a adolescentes que perdieron a sus padres cuando aún eran demasiado pequeños para comprender…
Quiero que ETA diga: ‘Hemos abandonado las armas. Pedimos perdón a todas las víctimas’. Es el comunicado que quiero que lean.
Las víctimas se merecen un final donde haya diginidad y justicia para ellos. Quieren un perdón, pero sobre todo quieren que sea sincero. Ansían que nadie más sufra lo que ellos han padecido.
Anuncios

8 comentarios el “Que sea el fin

  1. Yo creo que deben de ser juzgados ,y los culpables que vallan
    a la carcel y no perdonarlos así por las buenas.Pienso en lo mal que se pueden sentir los familiares de las victimas.

  2. Con este grupo nunca de sabe, yo creo que no es tan facil porque aunque el gruesa armado abandone y decidan dar fin a sus actos terroristas siempre habrá esos que no se rendiran en su empeño.
    Pero creo que el fin está serca.
    Al menos eso espero!!!

    Besos 🙂

  3. Ojalá sea como tú dices, Goyo. Un adiós definitivo a las armas y unas palabras solicitando perdón a las víctimas y a todas esas familias a las que arrebataron algún ser querido
    ¡Qué menos!

    Un abrazo.

  4. Soñar que pidan perdón los que creen poseer la 'verdad', es imposible.

    Que dejen las armas 'físicas' porque se les den todas las 'facilidades' que precisan, es posible. Pero hay otras formas solapadas y otro tipo de 'violencia' que supervivirá.

    A los que no se les da ya ninguna posibilidad es a los 'vencidos', es decir los que ya no pueden preguntar: “¿Y a mí, por qué me mataron?

    Y los que quedan se seguirán preguntando: ¿A nosotros quién nos perdona lo que no cometimos?

  5. Ojala tus palabras calen.. ojala sean ciertas…
    La verdad es que sería como un sueño convertido en realidad.
    Necesitamos que hagan ese comunicado…
    Lo necesitamos mucho.

    Besitos mediterráneos.

  6. Me encantaría confiar en ello, pero si en algo creo es en la incapacidad de pedir perdón, ya que consideran que fue justo, un medio, un fin, lo que sea pero lo vieron necesario y jamás pedirán perdón.
    Estoy de acuerdo con Douce, dejarán las armas físicas pero no cesarán en una lucha que dudo mucho sea limpia.
    Ojalá los sueños de tantos españoles se cumplan. Besos.

  7. Estoy de acuerdo con Naufrago y Douce. Nunca pedirán perdón y tampoco creo que sirva después del horror causado. Al menos a mi, si hubiesen matado a mi hermano, no me serviría únicamente eso. Lo que hay detrás, finalmente y como casi siempre, son unos pocos que viven bien y otros tantos que hacen, digamos, el trabajo sucio por cuatro duros. ¿Quien ha dicho ideales?. Al final se trata de dinero. En el fondo, solo se trata de este poderoso caballero.

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s