El día D(ivorcio)

Lo primero. Sé que ayer os dije que iba a tomarme un pequeño respiro por motivos académicos. Os mentí. Quiero decir. Hoy necesito escribir porque ha sido uno de esos días importantes en la vida de una persona. Uno de esos días en los que, por desgracia, cierras una etapa que creías que nunca tendría fin y que por unos motivos u otros ha acabado marchitándose casi antes de que germinara.



Hoy he firmado mi divorcio y necesito esta terapia escritora para sacar de dentro todo lo que he ido sintiendo a lo largo del día. Voy a escribir, por tanto, a corazón abierto. Sin reflexionar, hablan mis sentimientos y ya se sabe que la cabeza no entiende de las razones sentimentales. No la hago ni para dar lástima ni para dar pena. Sólo para encontrarme a gusto conmigo mismo.
En verano hará 6 años que la conocí. Yo vivía en una ciudad que me fascinaba, con mis amigos, con mi familia a menos de una hora de distancia, trabajando en lo que siempre soñaba. Ella apareció y enseguida supe que podía ser la mujer de mi vida. Ella vivía a 600 kilómetros de donde yo vivía. Durante el primer año nos veíamos los fines de semana. Solía ser yo quien iba a su lugar de residencia, sobre todo porque podíamos aprovechar mejor el tiempo. Trabajaba once días seguidos y descansaba tres. Y así durante un año. Al verano siguiente, ya estaba viviendo con ella en su ciudad: lo dejé todo, cambié todo para poder cumplir el sueño de estar a su lado.

Hemos sido muy felices. Hemos compartido momentos maravillosos, viajes espectaculares, días normales en casa donde siempre le regalaba sonrisas… en fin, haciendo que la vida fuera especial a cada instante. Nos casamos en mayo de 2009 y en febrero de 2011 ya estamos divorciados.

Me dijo que ya no le gustaba la vida que llevaba. Es una de sus razones para dejarme, pero la vida no era muy diferente de lo que había sido en los años anteriores. Cierto es que tuve una mala racha en el asunto laboral en los últimos meses de la relación, pero no dejé de buscar ni un día y estuve trabajando casi todo el tiempo en el que permanecí en su lugar de origen. Creo que ha tenido otros motivos. Puede que haya conocido a alguien que sea mejor que yo, puede que… tantas cosas, que no sé cómo poder explicar qué es lo que le pasó.
¿Sabéis? Todavía la veo aparecer por el pasillo diciéndome ‘Goyo, qué maravillosa es la vida contigo’, y desde que me dijo eso no pasó demasiado tiempo hasta que me espetó aquello de ‘no me gusta la vida que llevo’.
Ayer tuve que ir a pasar la noche a la ciudad en la que vivíamos. Puede que sea masoca o que sea un gilipollas, pero dormí en el mismo hotel donde hace poco más de dos años le pedí matrimonio. Pasé por delante de la casa que compartíamos intentando observar algún atisbo de luz, crucé por delante del parque que había delante de esa misma casa donde pensé que algún día bajaría a jugar con nuestros hijos…
Me acerqué a la playa con lágrimas en los ojos. Miré al mar buscando respuestas y únicamente encontré más preguntas. La mayoría comenzaban con un ¿por qué? Y no supe encontrar esas respuestas. Me sentí muy mal, triste, solitario, apagado por un dolor que cicatrizará pero que nunca olvidará. Volví a pasear por el dique en el que una vez me confesó, al mes de conocernos, que me veía como el padre de sus hijos. Mientras, seguía llorando. Necesitaba expulsar esas lágrimas de rabia que atenazaban mis nervios y provocaban un nudo infernal en la garganta.
A veces soy un poco gilipollas y debo reconocer que hasta esta mañana aún miraba el móvil esperanzado ante la posibilidad de recibir una llamada o un mensaje suyo en el que me dijera: ‘Goyo, lo siento. Me he equivocado. Perdóname. Sigamos adelante’. Pero esas cosas sólo pasan en las películas.
Estos días mis amigos me han preguntado si seguía enamorado de ella: ‘Pasapalabra’ era la respuesta que siempre les daba, es obvio lo que pensaba en realidad. Pero, ya no puede ser. Está firmado. Hoy la he vuelto a ver y ha sido más doloroso de lo que pensaba. Es un momento que no le deseo a nadie y que nunca pensé que me tocaría pasar. ‘Podía haber sido peor, con niños como yo’, me dice un amigo que está en la misma situación. Por supuesto, pero prefiero mirar la parte positiva y pensar que la vida entre ella y yo hubiera podido ser feliz.

Bueno, no os aburro más. Perdón por haberos mentido en la entrada de ayer. A partir de mañana estudiaré, así que hasta el 18 de febrero no volveré a escribir, esta vez va en serio. Comprended que hoy lo necesitaba.

P.D.: Querido Christian, siento que la historia que te he contado del viaje de estos dos últimos días no sea todo lo divertida que tú esperabas. Un saludo crack.
Anuncios

16 comentarios el “El día D(ivorcio)

  1. Se me parte el alma sólo puedo decir eso pero de todo, todo se sale.Mucho ánimo y aquí estoy para lo que necesites.Un besazo:Ali

  2. Más lo siento yo Goyito, de veras. Espero que al menos ésas lágrimas hayan sido las últimas de este episodio de tu vida. Un abrazo fuerte!!!!!!!

  3. Escribe cuanto quieras, es tu blog, tú decides su finalidad. Es duro escribir de lo que te pasa pero también es un alivio enorme, ya conoces mi blog, te lo digo por experiencia. Cuenta hasta donde tú te sientas cómodo, no pienses en nosotros, sólo somos simples visitantes que de alguna manera nos sentimos a gusto cuando llegamos aquí.
    Un beso grande y mucho ánimo.
    Espero que pronto llegue tu día E de entusiasmo, energía, etc…

  4. Es muy duro lo que tienes que pasar, muchas veces te harás preguntas, pensarás en ello y hay que llevarlo lo mejor posible, tú sigues y ahora más enriquecido de experiencias… Sí, pierdes algo muy valioso pero la realidad es que no ha podido ser, con algo de tu culpa, pero también por la suya… algo inevitable que te servirá de consuelo. Piensa en que incluso ahora habrá un punto de partida para empezar, y de momento con la libertad de ser tu mismo; que no es poco. Es el mejor consuelo, y una verdad como un templo. Ya sé que es fácil decirlo, pero es necesario: Goyo…¡¡Ánimo!!

  5. te he leído esta mañana pero no he sabido qué decirte.
    sabes que yo también rompí con mi pareja hace poco, pero no fue tan grave. no estábamos casados y creo que los dos queríamos terminar la historia ya. aún así duele, así que me imagino tus lágrimas.
    en estos momentos nada se puede decir, salvo que pasará. el dolor, el vacío, la añoranza. todo pasa. y al final verás que las cosas ocurren por algo.
    ya sabes mi lema: hay que seguir caminando. aunque duela, aunque joda, aunque no apetezca. tómate unos días. descansa. pon ideas en orden. lamete las heridas, apóyate en seres queridos. y luego, levántate y camina. ánimo. pasará, creeme, pasará.
    un abrazo fuerte.

  6. Hola, Goyo

    Me siento muy torpe cuando siento la necesidad de decir algo en caso como éstos.No encuentro las palabras. Sólo los 'protagonistas' de esta historia conocéis y valoráis lo que eso supone. Ni vosotros mismos podéis medir, si estas cosas fueran medibles, lo que eso supone para el uno y para el otro. Por supuesto debe de ser más duro para el que oye un día:”no me gusta la vida que llevo”. Es la frase que más preguntas debe producir en quien lo escucha. ¡Cuántas preguntas sin respuesta habrá producido en tu cabeza, buscando en balde mil razones!

    Prefiero no seguir por esta vía porque a lo mejor revive en ti lo que llevas mucho tiempo preguntando. Has sido muy valiente echándolo fuera. Lo necesitabas, necesitabas liberarte de ese nudo que te ahogaba… Quizá eso te sirva para sentirte menos solo, aunque vuelvan a tu cabeza los hermosos momentos vividos y el ‘sinsaber’ del porqué han quedado en almario de tus sentimientos.

    Desde la intensidad de tu dolor estás muy entero aunque te sientas roto. Hay mucha energía acumulada para seguir adelante, paradójicamente reforzado porque has sabido hacer todo lo que estaba en tus manos y en tu corazón.

    Ahora estudia, vuélcate en lo que tienes que hacer, apóyate en tus amigos y todas las personas que puedes sentir cerca. Y no lo dudes, saldrás mucho más rico interiormente.

    Perdona si mis reflexiones no coinciden con lo que tú sientes.

    Un fuerte abrazo, Goyo

  7. !Mucho animo amigo Goyo,a pasar pagina y siempre mirando hacia adelante.Una situación parecida a la tulla,la tuvimos en casa con mi hija y ahora son muy felices los dos por separados, con parejas nuevas,pero claro, quedó un niño y ami se me parte el corazón cada vez que lo veo salir algún fin de semana con su mochila a pasarlo con su padre,eso es mas duro.Mucho cariño.LUZ

  8. Goyo, me has dejado fría con tus palabras. Siento muchísimo que te encuentres ahora así y seguramente no sirva de nada decirte tantas cosas…

    A pesar de todo, yo creo que las cosas pasan porque tienen que pasar y es mejor más pronto que tarde. No hay niños por el medio y eso es muy importante (yo diría: importantísimo). Tengo una amiga que se divorció también hace pocos años y lo pasó fatal pero ha vuelto a ver la luz. Tú también la verás, Goyo, aunque ahora no seas capaz de comprenderlo…

    El tiempo lo cura todo, hasta el desamor…Siempre quedan huellas en nuestra alma pero hay que saber utilizarlas de forma positiva; como experiencias que en cierto modo nos hacen más fuertes, nos enriquecen…

    Puede que nadie tenga la culpa. No tiene por qué existir culpa. La vida es así y a veces no vale la pena buscar explicaciones aunque sea complicado no hacerlo. Yo prefiero saber a no saber. Enfrentarme al problema antes que después. La sinceridad ante todo para no alargar lo que no se puede alargar…no sé…

    Sigue tu vida, Goyo. Piensa que todavía te queda mucho por hacer, por disfrutar. Nuestro tiempo es oro y merece la pena ser aprovechado.

    Se nota que eres una persona sensible y especial y eso es algo muy importante, de mucho valor hoy en día.

    Que tengas mucha suerte.

  9. No sabes cuanto lo siento; sé que es más fácil decir las cosas que hacerlas, y más si no lo has experimentado nunca, pero verás como de todo se sale, y de todo se aprendre; y si te vienen más lágrimas no las reprimas, porque son la manera de sacar fuera todo lo que te hace daño por dentro. A seguir caminando hacia adelante, que verás como un día te darás cuenta de que ya todo pasó y lo verás de otra manera.

    Un beso enorme y ánimo Goyo!

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s