Cuestión de acentos

Hace varias fechas escuché un curioso debate en el programa de Julia Otero en Onda Cero. Todo venía a colación de una supuesta discriminación en un programa de televisión, no recuerdo si autonómico o nacional, en el que un espectador o un participante fue denigrado por su acento; no sé si andaluz o canario o murciano. Vaya desde aquí mi repulsa a ese tipo de actitudes que no muestran otra cosa que la falta de cultura, respeto y tolerancia por parte de quien lleva a cabo esas acciones.

Poco a poco se fue calentando el debate y se acabó, como no podía ser de otra manera, aludiendo al ‘imperialismo’ castellano a la hora de hablar en los medios de comunicación y el arrinconamiento de determinados acentos a la hora de participar en la cosa pública. Todo finalizó con una sentencia de la señora Otero en estos términos: ¿Qué pasa? ¿El único acento en el que se puede hablar en televisión o en radio es el de Valladolid, de Ávila o de Segovia? ¿El de Castilla y León?

Y una de dos, o Julia Otero no tiene ni idea de lo que está hablando o, simplemente, desde su atalaya privilegiada se dedica a lanzar consignas interesadas cargadas de victimismo. Digo que no tiene ni idea porque si Otero se dignase a pasar por las tierras que cita comprobaría en primera persona que el habla vallisoletana no tiene nada que ver con los acentos de Segovia o de Ávila y no digamos nada si se atreviera a pasear por tierras de León, Zamora o Salamanca donde los acentos, dejes y modos lingüísticos son tan dispares entre sí que cualquiera con un poco de buen oído es capaz de distinguir, y eso sí que es un hecho diferencial.

Desde mi modesto rincón, considero que el castellano (o español, para que nadie se enfade) que se utiliza en los medios (habitualmente, que, como para todo, siempre hay excepciones) es un castellano sin acento. Es decir, quien nos da las noticias en TVE, A3, T5, Cuatro, LaSexta o la que sea ofrece un castellano tan neutro en su acento que es casi imposible determinar si el presentador/a es de Huesca, de Burgos o de Murcia. ¿Es eso bueno? No lo sé, es el método que se aplica en los medios. Lo que realmente me jode es que siempre se nos acabe poniendo a los ‘mesetarios’ como una especie de monstruos que acabamos devorándolo todo. Quizá si se dedicaran a viajar y a molestarse en conocer, algunas no hablarían tan alegremente.




Anuncios

5 comentarios el “Cuestión de acentos

  1. Pues ayer, doña Julia Otero en su programa radiofónico, se atrevió a comentar que los ingleses pronuncian la “l” en la palabra “walk” y los americanos no.

    En Inglaterra se están planteando seriamente en nombrarla “embajadora de la lengua inglesa en España”, lo que no se sabe es si con o sin acento.

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s