Vida y destino. Vasili Grosman

Hace unos días terminé de leer ‘Vida y destino’, del escritor ruso Vasili Grosman. He de reconocer que puede situarse, sin temor a equivocarme, en una de esas novelas que se pueden considerar como un clásico de la literatura universal, una lectura que ha de convertirse, si no lo es ya, en un referente imprescindible del convulso siglo XX.
Ahondando en la biografía del autor, debemos señalar que Grosman no tuvo la suerte de ver publicada su obra. La censura soviética de la época consideró inapropiado el contenido del libro puesto que se trata de un ataque frontal al régimen estalinista y a las propias condiciones de vida de los ciudadanos soviéticos durante la mencionada época. Fue casi 20 años después de fallecido Grosman cuando disidentes soviéticos en Suiza consiguieron sacar a la luz el texto, realizando fotos a los manuscritos y publicándolos pese a las restricciones. Sólo en 1988, con Gorbachov al frente del gobierno soviético, los ciudadanos de la URSS pudieron tener acceso a esta obra.
Respecto a la novela en sí, estamos ante un texto complicado. Su lectura no es de ésas que te hacen engancharte y leer 300 páginas de un tirón. Hay que ir madurando poco a poco las continuas ideas que se van aportando. El coro de personajes que aparece en sus páginas obliga a masticar el contenido poco a poco. Es una novela dura donde, por momentos, te encuentras encerrado en una prisión soviética en mitad de la estepa, en un tren rumbo a un campo de concentración nazi o, sobre todo, en el frente de Stalingrado durante el cerco al que fue sometida esta ciudad entre 1942 y 1943 por los ejércitos nazi, italiano, húngaro y rumano.
Grosman relata con precisión de cirujano y detalle de artista todas y cada una de las miserias humanas. Nos acerca a las mentes de personajes de la calaña de Hitler o Stalin y nos narra las durezas extremas de la vida de los condenados por capricho. Entiendo que no me equivoco al considerar a esta novela como un clásico que nadie debe perderse. Grosman puede y debe ser encaramado a los altares de la literatura rusa, al mismo nivel que Tolstoi con ‘Guerra y paz’ o Dostoievski con ‘Crimen y castigo’… Impactante al máximo.
Anuncios

Ahora os toca a vosotros

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s